El Monumento Natural del Cap Negret

Además de la belleza del paisaje que ocupa Cap Negret, este enclave presenta un elevado valor geológico, pues se trata, junto con las islas Columbretes y el volcán de Cofrentes, de uno de los tres paisajes volcánicos presentes en tierras valencianas. En 2020 el Afloramiento volcánico y la playa fósil del Cap Negret fueron declarados Monumento Natural por su interés científico, cultural y paisajístico.

Geología del monumento natural del Cap Negret

Estas rocas volcánicas que dan nombre a la partida rural, corresponden al cuello de un antiguo volcán submarino que entró en erupción hace unos 220 millones de años. Para entonces, la Tierra todavía estaba formada por un único supercontinente, Pangea, pero en este momento empezó a desgarrarse en un proceso tectónico que conduciría a la formación de los continentes actuales. Estas enormes fracturas emitieron grandes cantidades de magma, siendo este afloramiento volcánico una magnífica evidencia del comienzo de este proceso clave en la historia geológica de la Tierra.


Durante este proceso, las placas africana y eurasiática cerraron una parte del antiguo mar de Tetis para formar el Mar Mediterráneo,cuyo nivel de sus aguas ha variado continuamente a lo largo de su existencia. Muestra de ello es la playa fósil de unos 100.000 años que podemos encontrar a norte y sur del puerto, donde se observa una extraordinaria riqueza de especies fósiles, y concretamente, la máxima concentración de ejemplares del gasterópodo Strombus bubonius de todo el litoral peninsular. La presencia de estos fósiles propios de climas más cálidos indica que la temperatura del mar y global era superior al actual, el que suponía al mismo tiempo un nivel del mar más elevado a causa del deshielo de los casquetes glaciares.
Pero la transformación geológica del territorio es un proceso infinito que continúa actualmente con la erosión marina que lentamente va desgastando la línea costera.

Flora y fauna del monumento natural del Cap Negret

El entorno marino del afloramiento volcánico alberga una elevada biodiversidad en un espacio único, donde se combinan extensas manchas de posidonia y arena con taludes submarinos y zonas muy someras de agua cristalina repletas de fauna; pequeños crustáceos ermitaños, caracolas, estrellas de mar e infinidad de coloridos peces encuentran aquí refugio. Accediendo desde la playa del Soio o desde la playa de Cap Negret, al sur del afloramiento, podrás disfrutar de los fondos marinos de este espacio natural con unas simples gafas de bucear. ¡Recuerda respetar el entorno!

Patrimonio histórico y etnología del monumento natural del Cap Negret

Junto al paseo, siguiendo la costa en dirección a la Olla encontraremos uno de los populares búnkeres que quedan en Altea. Se trata de antiguos nidos de ametralladoras que fueron construidos en 1937, durante la Guerra Civil española. Después de que la flota republicana perdiera el control de las costas mediterráneas bajo el bloqueo naval que imponían italianos y alemanes, se planificaron estas defensas costeras para repeler un desembarco eventual del ejército franquista. Sin embargo, estos búnkeres nunca entraron en servicio puesto que su objetivo era meramente disuasivo.

Eran un total de ocho los búnkeres dispuestos a lo largo de la bahía de Altea; actualmente solo quedan dos de ellos; el de Cap Negret y el de la Olla, aunque existe un tercero sumergido en la playa de Cap Blanch.

Documentos para descarga sobre el monumento natural del Cap Negret

Ir arriba