DTI

El entorno en el que se desarrolla la actividad turística se caracteriza por la volatilidad. La adaptación rápida y eficiente a los constantes cambios que se producen determinan la competitividad del destino turístico. Además, la mencionada volatilidad viene acompañada de incertidumbre y complejidad, agravada por situaciones como la crisis social y económica derivada por el COVID-19. Ante este escenario, los destinos turísticos debemos actuar aplicando herramientas que, desde el prisma de la sostenibilidad (social, económica y medioambiental), den respuesta a las necesidades reales del territorio y de sus agentes sociales (turistas, residentes, empresarios…).

Atendiendo a ello, Altea, como destino turístico, ha apostado por una estrategia de transformación inteligente, basada en la sostenibilidad de su modelo turístico y en las particularidades de su territorio.

Como primer paso, el Ayuntamiento de Altea ha decidido poner en marcha su Plan Director de Destino Turístico Inteligente, alineándose, a su vez, con la estrategia de Turisme Comunitat Valenciana, así como con los criterios que la norma UNE 178501:2018 establece para los Destinos Turísticos Inteligentes. El proceso de elaboración de la estrategia se ha caracterizado por la amplia participación del sector turístico alteano, dando como resultado un Plan Director eficaz y eficiente. La batería de actuaciones planteada se centra, tanto en las necesidades del destino, atendiendo a los cinco ejes del modelo DTI (gobernanza, sostenibilidad, tecnología, accesibilidad e innovación), como en los cuatro productos turísticos, que, por las características propias del destino, cuentan con potencialidad: naturaleza, cultura, ciclismo y náutica.

La implantación del Plan permitirá a Altea situarse a la vanguardia del sector, aplicando un modelo de gestión integral basado en la mejora continua y en la toma de decisiones inteligentes.

Ir arriba