Las características de la cocina alteana muestra las influencias de varías culturas. Los salazones, siguiendo la tradición fenicia o romana para conservar el pescado y que nos acompaña aún en las comidas con las anchoas, la melva o la mojama.

Las coques al horno, masa extendida que se acompaña de viandas (butifarra, longaniza, tocino, sardinas, anchoas o melva) o se hace rellena como a la coca farcida o el bollo, de harina de maíz y relleno de verduras (espinacas, acelgas, cebolla…). La harina de maíz es un ingrediente tradicional a la cocina local, actualmente casi exclusivo del ámbito doméstico. Un producto originario de América adaptado para las tortas medievales.

También existe una manera típica de preparar el cordero que proviene de Argentina, que se llama cordero en la cruz.

El arroz se cocina de mil formas pero debemos destacar el arròs amb fessols junto con la paella de aladroc (boquerón) como comida tradicional frente a la gran variedad de formas de preparar este tesoro asiático que tan nuestro hemos hecho.

En cuanto a los comidas de olla y perol, tenemos el cruet de pescado, la marinera o caldero de pescado, con col y patatas. Existe también un plato similar pero con legumbres y carne que se denomina puxero. Se presenta acompañado de pelotas, una masa aderezada de carne cubierta con col cocida. Si van rellenas de masa de harina de maíz se llaman bordes.

En los dulces la tradición medieval musulmana de los pasteles rellenos de almendras y miel fue sustituido por otra delicia del Nuevo Mundo: el boniato. Además está la mona, masa de harina y huevos al horno recubierta de azúcar, típico de pascua de resurrección pero que, afortunadamente, las panaderías alteanas elaboran todo el año.

Para gozar de la riqueza gastronómica y pasar una estancia agradable, Altea tiene para todos los gustos: restaurantes de cocina tradicional o de autor, vegetariana o internacional, rústicos o de diseño, con vistas panorámicas, tabernas, bares de tapas, heladerías artesanas, coctelerias, cafés, lounges, Hammam, Spa, cámpings, apartamientos turísticos, hostales, hoteles con encanto, pensiones, un resort cinco estrellas… un establecimiento para cada estilo.