Página Oficial de Altea

version accesible

Ruta de les Ermites

La Ruta de les Ermites, es un ciclo de conciertos arraigado en el pueblo de Altea desde hace más de una década. El ciclo realiza un recorrido por toda la geografía alteana, visitando siete parajes en donde se encuentran las citadas ermitas, cada una de ellas dedicada a un Santo.

Los conciertos se realizan cada año desde el sábado anterior a la Semana Santa hasta el siguiente fin de semana, realizándose un concierto por día. Esta actividad atrae una gran cantidad de público, amante de la buena música. Siendo un atractivo cultural para los alteanos y visitantes que en esas fechas festivas nos acompañan.

Para el pueblo de Altea las ermitas representan un patrimonio de incalculable valor, rodeadas de las más antiguas tradiciones, conservadas hasta nuestros días. Desde el año 2008 se añade al programa una breve explicación, a continuación presentada, sobre cada Ermita realizada por el Historiador Juan V. Martí.

Desde la refundación de la Villa de Altea en 1617, la población también fue colonizando todos los rincones del término, creando con el tiempo núcleos de casas rodeados de huertas y bancales llamados popularmente partidas.

Estos enclaves habitados fueron transformando el paisaje y con el esfuerzo de los vecinos nacieron caminos, acequias, eras,... y como no, las ermitas.

Partidas y ermitas siguen vivas en el siglo XXI, celebradas en las diferentes fiestas y también en este ciclo de conciertos.

Ermita de San Tomás de Villanueva

La capilla que actualmente podemos contemplar fue consagrada en 1746 pero hay indicios de su existencia en el siglo XVII. Se trata de una construcción de nave simple de 5 por 3 y cubierta a dos aguas. Cuenta con dos espadañas simples, una sobre la fachada y la otra sobre la sacristía. Su entrada está protegida por un porche.

Ermita de Santa Bárbara

Situada en la partida del Cascall fue consagrada en 1759, pero hay pruebas de su poblamiento moderno desde el siglo XVII. La fachada sencilla con molduras de estética barroca está coronada por una espadaña. Tiene una nave con disposición transversal del altar, sacristía adosada y un porche lateral. Las dimensiones totales del conjunto son de 12 por 9m aproximadamente.

Ermita de San Roque

Las primeras noticias de la celebración de la fiesta de San Roque nos remiten al siglo XVII cuando ya existía en la partida rural de l'Horta un arrabal de casas con un molino, aunque la ermita fue erigida a mediados del siglo XIX. Su elemento más característico es la espadaña doble que remata una fachada rectangular. La nave tiene sacristía adosada y unas dimensiones de 7 por 6m.

Ermita de San Antonio de Padua

Por las noticias y documentos que hablan de esta ermita sabemos que fue construida en el último tercio del siglo XIX, aunque anteriormente existía una imagen o capelleta dedicada al santo. La entrada está cubierta por un porche y corona la fachada la espadaña de una sola campana. Es de nave simple a dos aguas con sacristía adosada. Sus dimensiones totales son de 6,5 por 15m.

Ermita de San Luis Beltrán

La fiesta se celebra desde el siglo XIX en diferentes lugares de la partida del Barranquet, hasta que se habilitó una capilla. Construida en 1946, la sencilla ermita y plaza ocupan 5 por 9m sobre un collado. La fachada muestra una espadaña simple de formas geométricas. El paisaje de esta partida está marcado por su silueta.

Convento de la Olla

La congregación de Carmelitas Descalzas construyó en 1.956 el convento y la primera capilla de inspiración neogótica, pero posteriormente fue derribada. En 2003 fue inaugurada la que podemos observar.

Su campanario, aunque moderno, recuerda la arquitectura de otros templos de Altea pero con sus peculiares ornatos de cerámica vidriada.

Ermita de San Isidro

Construida por iniciativa de los vecinos de la partida de els Arcs en 1999, es una buena muestra de como siguen vivas estas costumbres. De planta cuadrada de 8 por 8m, es la única que tiene campanario, así como su característica fachada cubierta de trozos de cerámica esmaltada blanca. Muy cerca de la ermita existen los restos de los pilares de un antiguo acueducto.