Accedemos a la playa que está frente al illot a la altura del hotel Villa Gadea. Desde aquí podemos entrar al agua equipados del equipo ligero de aletas, gafas y tubo, y según temporada, protección solar o bien traje de neopreno. Esta playa tiene orientación sureste y habitualmente goza de aguas tranquilas y límpidas, con buena visibilidad.

El fondo se presenta inicialmente como una plataforma rocosa muy poco profunda con algunas formaciones de piedra que pueden esconder pequeños pulpos así como curiosos gobios y bienios que parecen asomarse expectantes.

A medida que vamos avanzando van haciendo su aparición áreas de algas como Caulerpa prolífera y Padina pavonica y luego, más adelante cuando el fondo se hace más blando, algunas zonas tapizadas de Cymodocea nodosa.

La profundidad irá acreciendo suavemente hasta alcanzar los -2 ó -3mts aunque en ocasiones encontraremos pequeñas pozas que pueden alcanzar los -5mts e irán haciendo su aparición las frondosas y verdes praderas de Posidonia oceánica, auténtico refugio de multitud de especies y guardería de crías y alevines. La densa pradera esconde a veces ejemplares de la nacra Pinna nobilis, especie protegida que cada vez escasea más en nuestro litoral.

La ruta recomendable consiste pues en ir recorriendo la plataforma, que a partir de unos 150 metros de distancia de la costa presenta una caída que en algunos puntos puede ser pronunciada pasando de unos -3mts a -6mts y ofreciendo balconadas que son aprovechadas por peces como los sargos para esconderse o al menos encontrar algo de tranquilidad.

Sin embargo si queremos ir hasta el islote tendremos que considerar que se encuentra bastante lejos, algo más de 400 mts de la costa por lo que es un recorrido largo en el que nos puede afectar el cansancio o sorprender alguna corriente imprevista y que tal vez no merezca la pena emprender pues tampoco es posible el desembarco en él.

Reconocer la barra litoral es muy buena opción para ir luego regresando hasta el punto de origen y descubrir entre estos acogedores fondos toda una muestra de fauna y flora mediterránea en muy buen estado de conservación.

Ruta Snorkel Olla