El municipio de Altea cuenta con una de las bahías más importantes de la Comunidad Valenciana tanto por sus valores paisajísticos como ambientales, además de por la riqueza de sus recursos. A pesar de las constantes presiones debidas a la actividad urbanística, lúdico-turística, pesquera, son bien conocidas por su buen estado de conservación sus extensas praderas de Posidonia oceánica; planta submarina de vital importancia para la reproducción y la cría de numerosa fauna marina.

La importancia de estas praderas convierte la bahía alteana en merecedora de una protección ambiental; protección que se lleva a cabo en el año 2005 con la inclusión de la zona marítima de la bahía de Altea dentro del área de protección del Parque Natural de la Serra Gelada y su Zona Litoral, a través del Decreto 58/2005, de 11 de marzo, del Consell de la Generalitat, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Serra Gelada y su Zona Litoral.

El Parque Natural de La Serra Gelada y su entorno litoral, dentro la comarca de la Marina Baixa, es uno de los más singulares de la Comunidad Valenciana al ser primer parque marítimo terrestre de esta comunidad. La Serra Gelada constituye un ejemplo singular en el contexto de las montañas litorales del sur de la Comunidad Valenciana. Formada por un impresionante relieve que se alza abruptamente sobre la planas de Benidorm, l’Alfàs del Pi y Altea, la sierra da lugar, en su frente litoral, a acantilados de más de 400 m, y alberga reductos de vegetación de un valor excepcional, como la interesante duna fósil colgada y la peculiar vegetación que la coloniza. Además, la sierra comparte diversos endemismos botánicos con el vecino Penyal d’Ifac.

parquesnaturales.gva.es

Guia Serra Gelada